Advergaming, la eficacia de la publicidad en juegos, ¿cómo funciona?

Existen técnicas que combinan lo mejor de dos mundos. El ejemplo perfecto de que dos sectores tan diferentes como los videojuegos y la publicidad no están reñidos es el advergaming que consiste en la práctica de usar los videojuegos en combinación con la publicidad para promocionar una marca, producto o servicio.

Se podría decir que el advergaming es una táctica de marketing de contenidos para enganchar a las audiencias ya que usan la diversión de los videojuegos con la creación de contenido publicitario para promocionar algo. El éxito de esta técnica comenzó en los años 80 aunque el término lo acuño el consultor Anthony Giallourakis, de ahí el concepto se tornó en viral y una tendencia al alza.

 

¿Qué es el advergaming?

La mezcla del mundo de los videojuegos con la publicidad es el objetivo del advergaming que viene de la mezcla de dos palabras inglesas, advertising y game. El uso del advergaming se inició en la década de los 80 y su uso en la época era esporádico. El término empezó a funcionar cuando se mencionó en una columna del famoso medio de comunicación Wired allá por 2001.

Descarga nuestra guía gratuita: Videojuegos. Las 5 tecnologías vencedoras y las 5 olvidadadas en la pugna tecnológica

Un caso de éxito que puede ayudar cómo funciona el advergaming es el ejemplo de la marca de helados Magnum que uso este sistema con un videojuego lanzado específicamente para navegadores web llamado Pleasure Hunt. El éxito del videojuego, y por ende, de la campaña publicitaria fue tal que consiguió que alrededor de 7 millones de usuarios jugaran al videojuego.

Además, el tiempo de permanencia del mismo fue de más de 5 minutos de media por espectador por lo que el impacto de la campaña fue tremendo.

 

¿Cuáles son las ventajas del advergaming?

Esta combinación de términos es una técnica en alza ya que ambas prácticas están en un momento de madurez además de ser dos sectores digitales que aprovechan la adicción que crean los videojuegos con la persuasión de un mensaje publicitario. Comparte aspectos parecidos con la gamificación que también usa los beneficios de los videojuegos en la enseñanza y el ámbito laboral.

Los puntos positivos del advergaming son los siguientes:

  • El ROI o retorno de la inversión es enorme ya que el coste de diseñar un videojuego para una marca es mínimo.
  • El impacto de una campaña de publicidad viral no tiene precio.
  • Integración de la marca y gran experiencia para el usuario.
  • Una forma original de conseguir que los usuarios recuerden una marca es jugando con ella.
  • Es una técnica original y diferente que permite explotar el lado más creativo de un producto.
  • Ofrece la posibilidad de hacerse viral y llegar más allá del target específico que la marca está buscando.
  • Sea buena o mala la campaña, el objetivo es que la gente hable de ello.
  • Capacidad de adaptarse a cualquier medio, canal o soporte.

 

Casos de éxito de advergaming

Antes comentábamos el caso de éxito de la marca de helados Magnum. De hecho, tanto impacto obtuvo que repitieron campaña una vez más y hubo Pleasure Hunt segunda parte. Sin embargo, no fue el único caso de una compañía o empresa que desarrolló un videojuego para hacer publicidad de sus servicios.

Reb Bull fue otro ejemplo claro de que se puede hacer mucho con muy poco. De hecho, en 2012 inventaron un original juego de coches que podíamos controlar con nuestras expresiones faciales. Sin duda, todo un derroche de originalidad y un éxito en ventas y visualización.

Sin embargo, la marca de bebidas energéticas no fue la única que usó el advergaming ya que el gobierno de Isla Reunión nos permite descubrir las joyas de la isla con un original videjuego al estilo plataformas de Mario en el que nos explican con dibujos las maravillas de esta isla francesa situada al lado de Madagascar.

Otro ejemplo de éxito del advergaming lo podemos comprobar con Gru, Mi Villano Favorito con el que la marca promocionó la segunda parte de la película en un videojuego que todavía se sigue jugando, por no comentar que hoy en día el video tiene más de 2,8 visualizaciones.

Sin duda, todas estas marcas usaron a los videojuegos como forma de interactuar con sus usuarios y aprovecharon la adicción y emoción que estos crean. Y es que la publicidad y los videojuegos van de la mano en esta técnica innovadora que demuestra que lo original no está reñido con el advergaming, sino todo lo contrario.

 

Ebook GRATIS: Videojuegos

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia