El liderazgo empresarial no es un concepto que afecta sólo a directivos y jefes de equipo, sino que es una realidad que en aquellas personas que lo poseen supone notables mejoras en el rendimiento laboral.

A continuación, descubriremos pues cuáles son las estrategias de liderazgo más efectivas para lograr sobresalir en nuestro puesto de trabajo.

  • La primera estrategia está relacionada con tener iniciativa y abordar lo más rápido posible las distintas oportunidades que hay en la empresa y que nadie está desarrollando. Esto quiere decir que al margen de hacer el trabajo que nos corresponda, es bueno dedicar tiempo a la empresa en alguna tarea que mejore su funcionamiento.  
  • La segunda estrategia recomendable es que establezcamos redes de contacto con las personas que más influyentes de nuestra empresa. Una buena manera de acercarnos a ellos puede ser hablarles de la propia historia personal. Deberemos procurar tener un contacto constante con 3 o 4 personas clave de nuestra organización.

Descarga nuestra guía gratuita: Las claves del liderazgo empresarial

  • La tercera estrategia es autogerenciar nuestra vida y nuestro trabajo. Esto quiere decir que si queremos tener liderazgo no podemos esperar a que el jefe nos diga lo que tenemos que hacer. Debemos incluso avanzarnos a lo que nuestro jefe nos va a pedir, haciendo tareas que sepamos que van a ser de provecho para la empresa.
  • La cuarta estrategia de liderazgo empresarial tiene que ver con el hecho de tener visión estratégica de los temas que acontecen a nuestro trabajo en la empresa. Abordar los temas desde múltiples puntos de vista y no sólo del nuestro propio. Desde el de los clientes, los consumidores, los accionistas, etc.
  • La quinta estrategia es ser un buen seguidor. Con esto hacemos referencia al hecho que para ser un buen líder, tenemos que ser unos buenos seguidores. Haciendo un símil futbolístico, si un niño pequeño quiere jugar como Messi lo que tiene que hacer es fijarse en sus movimientos y en la manera de jugar para imitarlo e intentar aplicar lo aprendido en el campo de juego.
  • La sexta estrategia hace referencia al trabajo en equipo. El líder no es el que trabaja de manera individual dentro de la empresa sino el que saca el máximo rendimiento a su equipo de trabajo. Un buen consejo para llevar esto a cabo esto es que nos convirtamos en mentores de personas con menos experiencia que nosotros. De esta manera, es bueno que dediquemos tiempo a enseñar a los nuevos trabajadores que aterrizan en nuestra organización.
  • La séptima estrategia es comunicar bien. Ser un buen líder no sólo consiste en tener buenas ideas sino en saberlas comunicar. Para esto, tenemos que entrenar la manera como hacemos llegar a nuestros compañeros lo mucho que sabemos sobre el puesto de trabajo que desarrollamos.

 

Estas son principalmente las estrategias de liderazgo más importantes que debemos seguir si queremos alcanzar la excelencia en nuestro puesto de trabajo y asegurarnos una posición de prestigio en nuestra empresa durante muchos años.  

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia