Ha llegado por fin el verano, la época de irse de vacaciones, de descansar y de disfrutar, pero para muchos también es una época de estrés: los niños no van al colegio, se pasa más tiempo con la pareja y con la familia, hay compromisos familiares que cumplir. Nos alejamos de la oficina, pero seguimos enganchados al móvil, al trabajo y a los problemas cotidianos.

Descarga nuestra guía gratuita: Las áreas de la psicología y la aplicación de las nuevas tecnologías

 

Sin embargo, es necesario encontrar la forma de liberarnos del estrés y descansar, para poder retomar energía y volver con fuerza al trabajo y a la rutina diaria. Te contamos algunos trucos.

 

Evita la improvisación y planifica

Una de las cosas que más estresa es no tener planificados los días y el lugar de destino de las vacaciones. Para evitar esto simplemente planifica con tiempo qué días te puedes ir y a dónde, no solo ahorrarás tensión sino también dinero.

Desconecta

Si realmente quieres descansar, debes desconectar y para ello una buena idea es apagar el móvil. Si necesitas conectarte de vez en cuando por si hay alguna urgencia establece unas horas al día para hacerlo y respeta esas horas.

Aprovecha para hablar

Nos hemos acostumbrado a comunicarnos por el móvil, pero para mejorar la comunicación y la relación con tus hijos, pareja o amigos no hay nada como sentarse a hablar y escuchar. Pasea con ellos, siéntate a tomar algo, disfruta de la conversación y abre tu mente.

Haz lo que te gusta

¿Te gusta nadar por la playa, pasear por la montaña, ir al cine o tumbarte a tomar el sol? Las vacaciones son el momento perfecto para hacer lo que más te gusta y dedicarte tiempo a ti mismo.

Disfruta de la alimentación

En vacaciones nos relajamos un poco más con la alimentación, aunque es necesario encontrar un equilibrio para no excedernos demasiado y tener una alimentación saludable. Analiza lo que comes y aunque no estés a dieta cuida cada comida.

Duerme ocho horas

Es probable que a lo largo del año no logres dormir ocho horas seguidas casi ningún día, por lo que la temporada de vacaciones puede ser el momento ideal para descansar y lograr dormir ocho horas cada noche. Deja tus preocupaciones a un lado y descansa.

Programa la vuelta

Durante los últimos días de vacaciones seguro que comienzas a pensar en la temida vuelta al trabajo y esa idea no te permite disfrutar de esos días. Para evitarlo ten previsto con antelación lo que tendrás que hacer a la vuelta y planifica cada tarea. Esto te ayudará a tener claro qué es lo que tiene que hacer y cuándo, por lo que te evitarás el estrés.

Una vez que te incorpores al trabajo hazlo de forma gradual, no hace falta que hagas todo lo pendiente el primer día. Ordena tu jornada y, si es posible, delega tareas para que alguien te ayude.

Las vacaciones son para disfrutar y desconectar así que estos días pon tu foco en eso y en cuidarte para volver con energías renovadas al trabajo.

 

Autor

Equipo de Expertos

Universidad Internacional de Valencia