Presiona "Enter" para comenzar tu búsqueda

El 20% de los gastos familiares anuales en comercio se concentran entre Navidad y rebajas

  • A lo largo del año se produce una fragmentación de las compras ocasionada fundamentalmente por el adelanto del periodo de rebajas y por la alta competencia en el sector del comercio electrónico.
  • La inestabilidad de los contratos laborales y la disminución de las rentas salariales son algunos de los factores que frenan el consumo familiar, especialmente durante el mes de enero.

El mes de enero representa la gran prueba para las economías familiares ya que en estos quince días de gastos navideños y rebajas se concentran el 20% de los gastos anuales efectuados en comercios a pesar de la fragmentación cada vez más habitual de las compras.

Según José María Martín Martín, autor del informe Análisis de la evolución de la capacidad de consumo de las familias y profesor del MBA de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), “la campaña de descuentos comienza en noviembre con  el Black Friday y se alarga hasta finales de enero, cuando años atrás la obligatoriedad de los regalos navideños hacía innecesarios los descuentos hasta pasadas estas fechas”. Este hecho muestra la necesidad del comercio por impulsar las ventas que, según los últimos datos, no cumplen con las expectativas derivadas de la recuperación económica.

Una situación para analizar es la anticipación en el periodo de rebajas, un avance impensable hace unos años y que ahora se está generalizando cada vez más. “Es poco habitual encontrar comercios sin descuentos desde noviembre. El 95% de los minoristas ofrecen grandes rebajas para las compras navideñas debido principalmente a que no se generan suficientes ventas y a la feroz competencia del comercio electrónico que ha facturado este 2017 más de 22.000 millones de euros” apunta el profesor Martín.

En este sentido, y a pesar de que por tercer año consecutivo la previsión de crecimiento para  España en 2018 se ha fijado en un 3%, existen diversos factores  que ralentizan el consumo familiar y convierten la cuesta de enero en un freno para la mayoría de los consumidores.

Según el profesor de la VIU,  “la inestabilidad en los contratos de trabajo  y la disminución de las rentas salariales  son los principales factores que mantienen estas fechas como complicadas a la hora de afrontar los gastos familiares, a pesar del optimismo económico que produce la tendencia positiva del mercado  laboral”.

“En el mes de enero se añaden circunstancias especiales que complican las economías post navidad/rebajas. Es ahora cuando muchos bienes y servicios actualizan sus precios” señala el experto en el informe.

Si tenemos en cuenta que más del 60% de las familias tienen dificultades para llegar a final de mes, entenderemos que para muchos españoles afrontar los gastos navideños y las rebajas en tan poco tiempo supone una situación comprometida para su situación presupuestaria y que, a pesar de la recuperación económica, muchos hogares españoles continúan teniendo problemas para superar el inicio del año.